Cartomancia con el Tarot de Marsella

El Tarot de Marsella

El Tarot de Marsella es sin duda el tarot más extendido e importante. Sus dibujos son muy claros, sencillos y de estilo medieval. Desde su aparición en su formato actual hacia 1700 se hizo muy popular en el tarot cartomancia, y por ello se extendió a través de muchos países de Europa, como Italia, Suiza, Alemania, etc. De la baraja del Tarot de Marsella se han derivado luego otras muchas. Generalmente es la baraja más usada por los buenos tarotistas.

tarot de marsella

Aquí podemos ver 3 ejemplos de cartas del Tarot de Marsella.

¿De Donde Procede el Tarot de Marsella?

Según los estudios, se cree que procede del norte de Italia, seguramente hacia el siglo XIV, y posteriormente fue introducido al sur de Francia sobre el 1499. Aunque el tarot languideció en Italia, fue en Francia y Suiza donde sobrevivió. Después volvió a Italia y lo hizo con los diseños franceses en sus ilustraciones. Según Jodorowsky, el tarot de Marsella fue reconstruido con antiguas barajas y moldes, con detalles y colores esotéricos olvidados.

Existen extrañas teorías acerca de la simbología del tarot de Marsella. Philippe Camoin sostiene la teoría de que este tarot es el evangelio secreto de María Magdalena (esta teoría es sostenida por otros autores). También sostiene que existen leyes que fueron reconstruidas por él mismo y por Jodorowsky. Entre todas las existentes, la ley de Repetición, nos dice que existen símbolos repetidos en cartas distintas; la ley de 3 + 1, nos dice que dentro de un grupo de cuatro elementos, tres son iguales y uno es distinto; ley de las miradas, siguen un plan previsto en el que las miradas hacia la derecha observan al pasado, hacia la izquierda miran hacia un futuro y las que miran hacia el frente miran al presente.

 

Quien Diseño las Ilustraciones en el Tarot de Marsella.

Las ilustraciones del tarot de Marsella fueron diseñadas por Fautrier, un ilustrador marsellés de mediados del XVIII. Sin embargo, este artista sólo plasmó la sabiduría colectiva y la artesanía de más de cuatrocientos años de historia del tarot. Los dibujos son representaciones de carácter medieval inspirados en las vidrieras góticas, tanto en la línea de traza similar, como por los colores.
En 1751 el tarot de Marsella comenzó a producirse industrialmente en color por xilografía (estampación a partir de varios moldes de madera), y las ilustraciones quedaron definitivamente fijadas en el siglo XIX, que fueron reproduciéndose continuamente hasta nuestra época.

El nombre de Tarot de Marsella fue acuñado por Paul Marteau hacia 1930. Paul Marteau era un cartomante de origen francés, y bautizó como Tarot de Marsella a una serie de diseños realizados en esta ciudad, ya que Marsella era un centro donde se fabricaban naipes. La baraja tal como la conocemos ahora, con sus dibujos de origen medieval, proviene de unos diseños que se produjeron de forma industrial por xilografía. Desde el siglo XIX se fueron reproduciendo y extendiendo hasta nuestros época. Los dibujos están inspirados al parecer en la iconografía de las vidrieras góticas de las catedrales en sus formas y colores.

El mérito del tarot de Marsella es el éxito ha tenido desde el Renacimiento hasta nuestros días. Existieron muchos tarots anteriores, todos ellos muy similares entre sí, pero el que más aceptación tuvo fue el Tarot de Marsella, convirtiéndose en modelo de otras barajas posteriores. Se trata de un juego de 78 cartas, distribuidas en dos grupos: 22 arcanos mayores y 56 arcanos menores. El tarot de Marsella se caracteriza por la numeración en números romanos en la parte superior y el nombre de la carta escrito en francés en la parte inferior. Como podemos comprobar, hoy en día muchos diseños del tarot siguen esta misma estructura.

 

 

 

 

Comentarios cerrados.